-

03 junio, 2013

Salud: Algunas tareas domésticas en el embarazo

La preocupación de muchas mamás embarazadas es si pueden continuar con sus actividades habituales, por ejemplo, si pueden realizar tareas domésticas en el embarazo, en especial si implican esfuerzo físico o contacto con contaminantes.

Es por ello que si te ha aparecido el instinto de anidamiento, y de pronto quieres ordenar y acondicionar tu casa para la llegada del bebé, te daremos algunos consejos para que cuides tu salud y la del bebé

Mover Muebles

No está prohibido en principio mover muebles, en general se recomienda a las embarazadas hacer tareas que impliquen trasladar peso. De todas formas, y más allá de que es poco probable que un embarazo se malogre por mover un mueble, sí podrías sufrir daños en la espalda porque cuando tu vientre comienza a crecer, tu centro de gravedad se desplaza, y podrías lesionarte.

Limpiar la caja de arena del gato

Es sabido que el gato es un animal capaz de transmitir la toxoplasmosis a la mujer embarazada, infección que en este estado puede ser de gravedad para el feto en desarrollo. El parásito se transmite a través de las heces del gato. Por ello, el cambio de arena de la caja no debe hacerlo la mujer gestante, sino otro miembro de la familia. Si haces jardinería, recuerda utilizar guantes.

Aplicar insecticidas

Si necesitas pulverizar insecticidas en tu casa, ten en cuenta que la cantidad que puede ser metabolizada por tu cuerpo y llegar al feto es mínima, y no existen estudios científicos que indiquen que haya un riesgo real.

Pero de todas formas, este tipo de aerosoles suelen tener potentes químicos que son tóxicos y potencialmente dañinos, por ello, siempre que puedas, evita rociarlos y en todo caso, ventila bien las estancias.

Utilizar barnices y pinturas

Los efectos tóxicos de barnices y pinturas se han comprobado en trabajadores que pasan mucho tiempo expuestos a ellos, lo cual hace suponer que por un único proyecto de este tipo – pintar el cuarto del bebé o restaurar un mueble – es probable que no sea dañino.

Si te decides a hacer un proyecto de bricolaje de estas características, procura ventilar bien la habitación en la que trabajes para no inhalar vapores tóxicos. Utiliza guantes, pantalones largos y mangas largas para proteger tu piel, y evita comer o beber en este espacio para no contaminarte accidentalmente.